portafolio Description

    ¿Cómo Puede ser Tratado el Linfedema?

    El linfedema (linfoedema) es una condición crónica, es producida por una insuficiencia básica de la función linfática. El sistema linfático es responsable de drenar el fluido de los tejidos del cuerpo y ayuda a combatir las infecciones. Cuando no funciona adecuadamente, fluido y proteínas de alto valor molecular se acumulan en los tejidos causando que estos se hinchen y cambien (por ejemplo se endurecen). La extremidad afectada puede también volverse inconfortable y perder rango de movimiento lo que afecta la capacidad de efectuar actividades ordinarias. A pesar de nunca poder ser completamente curado, puede ser enormemente mejorado. Hay varios tratamientos para linfedema, muchos de los cuales pueden usarse conjuntamente. Estos tratamientos y sus combinaciones, se pueden obtener de terapeutas formados por los cursos ofrecidos por La Asociación Australiana de Linfedemas por Judith R. Casley-Smith. Otros grupos en Australia también ofrecen cursos relativos al linfedema y entrenan terapeutas. Detalles de estos pueden ser consultados en sus páginas web. Cuando considere llevar estos cursos o seguir algún tratamiento, es siempre oportuno preguntar si es que el terapeuta asiste regularmente a programas de actualización. El tratamiento indicado a continuación no representa la totalidad de los ofrecidos en el mercado, pero es el más fuertemente recomendado por la LAA y los esposos Casley-Smith: Terapia Física Compleja (C.P.T.) también llamada Terapia Linfática Compleja (C.T.L.) o Terapia Linfática compleja Método Casley-Smith (C.S.T.L.) o Terapia Física Compleja Decongestiva (C.D.P.T.) que combina:

    Es la combinación de estos cuatro puntos la que ha demostrado obtener mejores resultados en los estudios realizados a la fecha. Párrafo agregado por el terapeuta/traductor: El texto proviene de la formación abril-2008 en “Terapia Linfática Compleja CSLT” Método Casley-Smith, Instructor DeCourcy Squire, PT, CLT-LANA, CI-CS :Los tratamientos más adecuados para casos de linfedema, recomendados por la American Cancer Society y la International Society of Lymphology, constan en el seguimiento de protocolos llamados: Terapia Descongestiva Completa o Terapia Linfática Compleja que deben ser llevados a cabo por un terapeuta certificado en el tratamiento de linfedemas mediante uno de estos métodos. El tratamiento consta de dos partes, un curso intensivo y un programa de mantenimiento en casa. Para encontrar un especialista capacitado en el tratamiento de linfedemas, puede consultar las páginas siguientes:   www.lymphnet.org, www.acols.com, www.lymphoedema.org.au, www.vodderschool.com, www.nortonschool.comwww.foeldiklinik.de

    La Terapia Linfática Compleja consta de cuatro partes principales:

    1.  Cuidado de la piel constante, para mejorar el estado de la piel y para prevenir cualquier infección que recargaría aún más el sistema linfático. .
    2.  Drenaje linfático manual es una forma de masaje especial que se da diariamente durante el curso intensivo, que estimula la remoción del exceso de fluidos y proteínas de los tejidos, suaviza los tejidos y abre pasos linfáticos alternativos para que zonas no afectadas puedan ayudar a drenar las partes afectadas. Este masaje linfático especial, vacía primero las regiones linfáticas del tronco (incluso de zonas bastante distantes de la zona afectada) y las áreas no afectadas adyacentes de la extremidad hinchada. Esto crea una zona vacía donde puede dirigirse el fluido de la extremidad hinchada. Luego, la extremidad afectada es drenada, empezando desde la parte superior, cercana al tronco, y gradualmente involucrando cada vez más la extremidad hasta llegar a la mano o el pié. Los movimientos del masaje se hacen siempre respetando el sentido del flujo linfático, es decir, hacia el tronco. Las reducciones continuarán después del tratamiento solamente si se ha mejorado la capacidad de drenaje del área afectada hacia las áreas no afectadas habiendo logrado agrandar el tamaño y el número de los vasos linfáticos que unen esta área de drenaje con las aledañas (los vasos linfáticos colaterales). Uno puede ilustrar esto como un desvío de automóviles desde una zona atollada hacia otras calles que están libres para que el tráfico vuelva a ser constante y fluido. (Nota del terapeuta/traductor: El drenaje manual es efectuado a flor de piel, jamás deben hacerse presiones fuertes en zonas afectadas. Las presiones deben tener la fuerza de una caricia a un recién nacido. Si presiones fuertes son hechas existe el peligro de hacer colapsar los finos filamentos que sostienen los capilares linfáticos y que por la hinchazón están bajo tensión extrema. Si un terapeuta le hace doler en cualquier tipo de drenaje: post-cirugía, estética, tratamiento de edema venoso o linfedema es oportuno averiguar si es que esa persona ha realmente recibido una capacitación adecuada antes de proseguir las sesiones). .
    3. Vendajes de baja elasticidad deben ser colocados en las extremidades después de cada sesión de drenaje linfático manual. Se colocan varias capas de vendas según un método de gradiente de manera a minimizar la reacumulación de fluido (las vendas elásticas comunes vendidas en farmacias no son adecuadas) y al terminar el curso intensivo se buscará una prenda de contención adecuada para impedir que la extremidad reducida vuelva a recuperar su grosor anterior. .
    4. Secuencia de ejercicios descongestionantes que completan el drenaje linfático manual.

    Para lograr buenos resultados, el curso intensivo de Terapia Linfática Compleja dura de 2 a 6 semanas (más tiempo en casos severos) durante las cuales la extremidad deberá ser drenada manualmente por lo menos durante una hora por día, un mínimo de 5 días por semana. Durante un curso intensivo de Terapia Linfática Compleja, realizado adecuadamente, la mayor parte de las reducciones ocurrirán los primeros 7 a 10 días. El resto del tiempo es dedicado a mantener las reducciones, abrir las vías de drenaje colaterales, aumentar el bombeo de las vías de drenaje más profundas, suavizar el exceso de tejido fibrótico y a veces realizando intervenciones especiales por condiciones de piel que lo exijan. El mantener las mejorías y reducciones obtenidas por el curso intensivo de Terapia Linfática Compleja dependerá siempre de si el paciente está dispuesto a colaborar utilizando en todo momento vendajes o prendas de contención, cuidando y protegiendo el miembro afectado de cualquier infección, perseverando con su rutina de ejercicios especiales. (Esta secuencia de ejercicios especialmente diseñados brinda una gran diferencia durante y después de la terapia.) El terapeuta puede adicionalmente, de considerarlo pertinente, enseñar una versión simplificada del drenaje linfático manual a una tercera persona, para que esta pueda reproducirlo en casa. El cuidado rutinario de la extremidad le ayudará a mantener las reducciones y la suavidad de los tejidos. De ser necesario, un curso intensivo adicional puede ser comenzado de seis meses a un año después de concluir el anterior. Siguiendo éstas instrucciones, siempre se obtendrá una reducción, sin tener que pasar por el dolor o el gasto muy superior de una intervención quirúrgica, que además a menudo lleva a resultados mucho más pobres o incluso empeoran la condición. Cuando elija un terapeuta, averigüe cual es su formación, cuanta experiencia tiene y que tanto ha logrado con pacientes anteriores. Es también importante preguntarle hace cuanto tiempo se formó y hace cuanto asistió a un programas de actualización. Averigüe si las vendas que usa son adecuadas para el tratamiento de linfedemas y con que prendas de contención trabaja. Pida ver su certificación acreditada por la Asociación Australiana de Linfedemas (LAA), por la Clínica Földi o por un centro autorizado de formación del Dr. Vodder. Entonces sabrá que por lo menos tiene una formación apropiada y constantemente actualizada. Sin embargo esto no necesariamente significa que tenga la experiencia o el tiempo para llegar a resultados excelentes. Le aconsejamos que su doctor se asegure que la extremidad afectada esté libre de cualquier infección (por ejemplo celulitis) antes de empezar el tratamiento, ya que esto supone una gran carga adicional a su sistema linfático e interfiere con el programa del tratamiento. (Sin embargo pueden tratarse satisfactoriamente úlceras crónicas e infecciones por hongos durante la terapia). Es por supuesto aconsejable que el diagnóstico de linfedema sea certero antes de comenzar el curso intensivo de Terapia Linfática Compleja Después del curso intensivo de Terapia Linfática Compleja, para un mejor mantenimiento se recomienda el uso de una manga o media de contención adecuada (el tiempo de uso de dicha prenda deberá decidirse por el paciente y el terapeuta, pero los estudios demuestran que a mayor tiempo de uso, mejor se mantiene la extremidad). La manga o media de contención debe ser cuidada de manera apropiada y cambiada cuando sea necesario (las prendas de contención generalmente pierden su elasticidad después de los 3 a 6 meses de uso). ¡Es una pérdida de tiempo y dinero el recibir este tipo de tratamiento, para luego permitir que el edema vuelva a su estado anterior, sólo porque el paciente no usa la prenda de contención adecuadamente! Los pacientes también deben continuar con su rutina de ejercicios descongestionantes (pueden también practicar otros ejercicios como por ejemplo taichi o chi kung). Si de noche el paciente puede vendar su extremidad como durante el curso intensivo del tratamiento, esto generalmente le acomodará mucho más para dormir que el hacerlo usando una prenda de contención. Los pacientes pueden desear regresar después de seis meses a un año para repetir el curso de tratamiento intensivo y posiblemente volver a hacer lo mismo pasado otro año. Estos retornos pueden ser beneficiosos porque después de un tiempo el cuerpo se ha remodelado y es posible que todavía se reduzca aún más el edema. Algunos pacientes se benefician de cursos intensivos más frecuentes pero probablemente más cortos. Uno debe tener presente que cuanto más pronto se trate el linfedema, mejor. Un linfedema reciente con tejidos suaves puede reducirse a menudo casi al tamaño del miembro no afectado; pero se llegan a buenas reducciones incluso en casos de linfedemas antiguo.

    Los textos de la LAA son constantemente revisados, esta traducción corresponde a la versión originalmente escrita por: John R. Casley-Smith & Judith R. Casley-Smith y  corregida por ellos por última vez el 24 de Julio del 2001. Correcciones posteriores fueron aportadas en Febrero del 2007, pero los resultados de investigaciones más actuales todavía no han sido incluidos. Para que puedan acceder a los avances más recientes en este campo se les recomienda consultar la página web del “Journal of Lymphoedema

    Toda la información está bajo la protección de derecho de autor © de la Lymphoedema Association of Australia, 1998. Copias sin fines de lucro de la misma están autorizadas pero queda terminantemente prohibida su venta y su edición. De querer repartir copias gratuitamente la fuente debe ser citada mencionando: portal internet, fax, email, y dirección física © 2007 Lymphoedema Association of Australia. Todos derechos reservados.

    Contáctanos vía WhatsApp!
    Enviar Mensaje