portafolio Description

    Consejos y Precauciones para la Prevención del Linfedema y para todo Paciente con Linfedema

    Prevenir es mejor que curar, lo que sigue aplica para todos los pacientes con linfedema o en riesgo de tenerlo. El linfedema puede ser a menudo prevenido o evitado durante muchos años después de una cirugía o sesiones de radioterapia que comprometan un grupo de ganglios linfáticos. El paciente debería ser informado cuidadosamente en el momento de la intervención y llevado a tomar consciencia que tiene a partir de ese momento una o varias extremidades en riesgo y que deberá cuidar bien de ella(s).

    Desgraciadamente esto no se hace a menudo y como consecuencia hay pacientes muy molestos a quienes les hubiese gustado el estar plenamente informados de las posibles consecuencias de la cirugía y/o radioterapia. En particular les hubiese gustado estar informados de los medios preventivos que hubiesen podido tomar para evitar la pérdida de movilidad del brazo y aún más importante, la aparición del linfedema. Después de cirugías y/o radioterapias, los pacientes deben ser inmediatamente instruídos detalladamente -incluyendo cuales son los ejercicios recomendados.

    Los pacientes con linfedema deben memorizar los puntos siguientes. Respetarlos les ayudará a evitar que su extremidad empeore, ignorarlos puede permitir que la extremidad se degrade muchísimo.

    Los pacientes que hayan sido tratados con éxito, de manera a que ya no necesiten llevar una prenda de contención, deben recordar que su extremidad aún se encuentra en situación de riesgo (todavía tienen una capacidad linfática reducida), estos puntos son todavía vitales para que su extremidad mantenga una apariencia “normal”.

    Las siguientes informaciones deberían darse a todos los pacientes: (Número de 1 al 12 ayudan a prevenir el linfedema pero sirven también para pacientes con linfedema ya declarado)

    1. No ignore ni el más leve incremento del tamaño, ni un malestar constante en (o en áreas adyacentes a) la zona riesgosa. Detenga una condición seria de linfedema antes que empiece -y hágalo rápidamente.
      1. No deje que su brazo se sienta: Apretado, Adolorido, Caliente, Cansado.
      2. No deje que su piel se ponga: Roja, Agrietada, Marcada
        Si es que esto ocurre vea: “Equilibrando las actividades“.
        .
    2. Mantenga la extremidad con linfedema o con riesgo de tenerla impecablemente limpia. Un limpiador sin jabón es recomendado. No use jabón, de preferencia use loción de limpieza con base de aceite mineral de PH neutro o ácido, idealmente de 5.5 o menos. Cuando se seque hágalo con suavidad pero a conciencia. Asegúrese que estén bien secos los pliegues y las zonas entre los dedos.
      .
    3. Evite traumas (golpes, cortes, quemaduras, quemaduras de sol, heridas deportivas, picaduras de insectos) Tenga cuidado al cortarse las uñas, no corte la cutícula, a lo más empújela hacia atrás con “palitos para cutículas” recubiertos de algodón. Si se lo hace una manicurista verifique que proceda de la misma manera. Puede remojar el corta-uñas o tijera en una solución de vinagre con agua para desinfectarla antes y después de usar. En caso de uñas de los pies complicadas acuda a un podólogo profesional.
      Al coser con un brazo con linfedema, el paciente deberá siempre usar un dedal, si trabaja en el jardín, deberá colocarse guantes, si camina en la naturaleza deberá protegerse con la ropa y zapatos adecuados.
      La piel seca y callosa no deberá nunca ser cortada, use para ablandarla crema con 10% de urea o ungüento de lanolina pura, no use piedra pómez ni preparaciones ácidas. Solo se colocarán puntualmente en la zona a tratar.
      Use repelente: Para evitar picaduras de insectos (no lo use bajo una prenda de contención) en caso de picazón y erupciones: NO SE RASQUE, use crema con hidrocortisona o antihistamínicos.
      Atienda inmediatamente todo corte, arañazo, mordedura u otro tipo de desgarro de la piel: lleve siempre consigo paños de alcohol, un producto que selle heridas y/o gasa y “curitas” (si usa esparadrapo no lo aplique formando un anillo alrededor de la extremidad lo que bloquearía el flujo linfático).
      .
    4. Recuerde que, ya que su sistema linfático no está funcionando normalmente, tiene un riesgo mayor de infección. La infección es uno de los detonadores que pueden desencadenar un linfedema. Cualquier abertura en la piel es una vía de entrada para los gérmenes. Trate de evitarlas.
      Cualquier enrojecimiento -infección- debe ser tratada DE INMEDIATO. Todas las infecciones necesitan de antibióticos (algunos pacientes los toman en permanencia). Pacientes que tienen frecuentes ataques infecciosos deberían cargarlos consigo siempre (literalmente en la cartera o bolsillo) para poder tomarlos de inmediato al inicio del ataque. El esperar un par de horas es demasiado en estos casos.
      Cuidado con las tineas (hongos) a veces solo se presentan como un leve enrojecimiento y despellejamiento de la piel. De tener Hongos: Si los ungüentos tópicos no funcionan, consulte con su doctor para ver si puede tomar medicamentos por vía oral. Para prevención, alterne sus zapatos y espolvoréelos de talco antimicótico, puede hacer lo mismo con sus medias y zonas inflamadas.
      .
    5. No cargue pesos excesivos (cajas o compras) con un brazo afectado o en riesgo de tener linfedema. Tampoco use una cartera pesada en el hombro de la zona en peligro.
      .
    6. El paciente DEBE IMPEDIRLE a CUALQUIERA el tomarle la presión sanguínea, sacarle sangre o ponerle una inyección (o vía de suero) en un brazo con linfedema o en riesgo de tenerlo. Esto incluye fluidos intravenosos etc. durante una cirugía en cualquier otra parte del cuerpo. Para mediciones de presión el otro brazo o una pierna pueden ser usados (vea igualmente el punto 20).
      Otros tratamientos inadecuados: A veces los terapeutas o personal médico se olvidan de preguntar si es que pueden manipular la extremidad y tronco adyacente al área afectada.
      1. No dejar que le coloquen a uno compresas calientes, tratamientos con parafina caliente, diathermia, Moxibustión, Termo-masajes etc.
      2. No dejar el uso de ultrasonidos continuos, solo los alternos
      3. No dejar que le coloquen bolsas de hielo, masaje de hielo etc.
      4. No use diuréticos, no deben de usarse en el tratamiento contra el linfedema (salvo temporalmente si hubiera otra condición diagnosticada por su doctor)
      5. No haga rehabilitación o ejercicios con pesos de puño (brazo afectado) o de pantorrilla (si pierna)
      6. No permita que lo echen del lado afectado o con el brazo doblado por mucho tiempo.
      7. Tenga cuidado cuando le hagan un chequeo muscular manual.
      8. No deje que sus músculos se queden en contracción estática por mucho tiempo.
      9. No se haga electro miografías
      10. No deje que le hagan tracciones de brazo
      11. No se haga masajes “estéticos” (movimientos de presión fuerte para romper las cápsulas adiposas o golpes que pueden dejar moretones) ni masajes de deportistas (movimientos muy cortos, rápidos y con gran presión siguiendo la línea de los músculos y tendones).
      12. No haga acupuntura ni acupresiones (masajes de shiatsu por ejemplo) en cuadrantes afectados.
      13. Tenga cuidado como le colocan el esparadrapo en la zona afectada, nunca deben formar una cinta de constricción.
        .
    7. La extremidad debe ser mantenida lo más fresca posible en climas cálidos (con aire acondicionado de ser posible). EVITE QUEMADURAS DE SOL. Use bloqueador solar: Factor de protección 40 o más alto. (Cuidado el llevar una prenda de contención no lo protege de quemaduras solares). De hecho evite las temperaturas extremas, tanto el calor como el frío intenso afectan el buen funcionamiento del sistema linfático.
      .
    8. Es muy importante de mantener la piel flexible y humectada. Existen cremas especiales para el linfedema, si no las puede conseguir, aplíquese diariamente una loción hidratante: De PH bajo, sin fragancia. Puede conseguir papeles indicadores de PH para probar sus productos. Lo ideal son los productos de PH 5.5.
      .
    9. Una dieta normalmente balanceada es lo mejor (con muchas vitaminas). El linfedema es un edema de alta densidad de proteínas, pero el comer muy pocas proteínas solo hace que se debiliten los tejidos conectivos y esto empeora el edema.
      Ha sido comprobado que el ser obeso es un factor que contribuye al desarrollo de linfedema entre las personas que están en riesgo de tener esta condición. Siga una dieta sana, haga ejercicio regularmente y trate de mantener un buen peso corporal. Si aumenta de peso aún sin llegar a ser obeso, su sistema linfático va a tener que trabajar más para drenar el fluido de un mayor volumen corporal.
      .
    10. La presiones bajas de las cabinas de los aviones pueden causar hinchazón generalizada y la sobrecarga del sistema linfático en el brazo o tronco afectado, detonando o empeorando el linfedema. Esto puede ocurrir durante cualquier vuelo, si ya voló anteriormente sin inconvenientes, no está libre de riesgo para vuelos futuros. Si tiene que volar, asegúrese de se debe usar una prenda de contención, vendajes adicionales pueden ser necesitados en vuelos largos. Un guante debe ser agregado aún en casos en que usualmente no son llevados. Esto es también válido para extremidades en riesgo de tener linfedema. Mueva el brazo frecuentemente, evite cargar maletas pesadas si su brazo está en riesgo, tome mucha agua y evite las bebidas alcohólicas, la cafeína y los bocadillos salados.
      .
    11. Evitar la constricción: El paciente debe usar prendas sueltas, no bloquee los pocos vasos linfáticos que siguen funcionando. Los capilares linfáticos están a flor de piel, un sostén que deje una leve marca en la piel, por más suave que sea esa marca, está aplastado estos capilares y por tanto bloqueando el flujo linfático en esa zona. Los peores son los calzones, calzoncillos y los sostenes, no deberían dejar ni la más mínima marca en la piel. También pueden ser un problema, jeans o prendas ajustadas, así como zapatos con tiras. Se pueden colocar almohadillas bajo las tiras de los sostenes, y extensores para agrandarlos. Los calzones y calzoncillos deben quedar sueltos alrededor de la cintura y muslos. No deberían de dejar en la piel ningún enrojecimiento ni marca a la hora de retirarlos. La joyería ajustada tampoco debe ser llevada si el brazo es afectado, con ello se entiende cualquier cosa que ajuste la piel en la extremidad afectada y/o tronco.
      .
    12. Use una prenda de contención (manga o media) en todo momento INCLUIDO DE NOCHE. Puede ser necesario de usar una prenda de menor compresión para la noche, y para poder dormir mejor, las vendas suelen ser más agradables (solo en el caso que el paciente sepa vendarse adecuadamente sino podría ser perjudicial).
      Si el paciente va a salir para una ocasión especial, puede ser posible que lo haga sin llevar compresión puesta solo por esa única vez. Si lo hace, debe medir su extremidad antes y después de la salida para controlar el linfedema. Si la extremidad empeoró, no debe volver a intentarlo durante por lo menos un mes. Sin embargo, el quitarse la compresión no debe ser intentado antes que hayan pasado por lo menos varios meses (9 a 12) desde el final del curso intensivo de tratamiento de linfedema, para dar tiempo a que los tejidos se hayan remodelado acordemente, sino se pueden volver a llenar de fluido muy rápidamente.
      .
    13. Si una prenda de contención no cubre los dedos ni la mano, o la parte baja del pie, y que estos empiezan a hincharse, el paciente debe contactar su terapeuta de inmediato.
      .
    14. Deben evitarse el mantenerse en posiciones estáticas por periodos largos de tiempo, El drenaje del sistema linfático es ayudado por los cambios de posiciones y por el movimiento. Si es afectada la pierna y que el paciente debe permanecer de pie por largos periodos, puede ayudar el cambiar de alturas de tacos varias veces durante el día. De otra manera, use calzado confortable, ajustable con pasadores y de preferencia suelas acolchadas (por ejemplo “sneakers”).
      No deje que el brazo afectado quede colgando o doblado por largos periodos de tiempo, ya que esto bloqueará el flujo linfático. Lo mismo sucede si uno se queda echado sobre el lado afectado. Es mejor estar activo.
      .
    15. Asegúrese que toda la ropa que esté en contacto con su piel, así como las prendas de contención sean lavadas regularmente. (Las prendas de contención deben ser lavadas de acuerdo a las instrucciones de su fabricante).
      .
    16. Los pacientes deben ejercitarse pero NO en exceso. (No permita que la extremidad se sienta cansada o adolorida). No debe sobre ejercitar una extremidad en riesgo, toda sobre ejercitación, causará síntomas de recarga del sistema linfático.
      Si la extremidad se cansa, recuéstese con el brazo o pierna en posición elevada. Evite sentarse si una pierna es la afectada, ya que esto impedirá el drenaje a través de la región de los glúteos.
      Los pacientes deberán también recordar de usar una prenda de contención o vendas mientras hacen ejercicios.
      .
    17. La rutina de ejercicios descongestionantes de cada paciente debe ser modificada por un terapeuta calificado de manera a ajustarse a cada persona individualmente. Se requiere de paciencia de ambas partes, del terapeuta y del paciente para llegar a efectuar los movimientos más difíciles correctamente.
      .
    18. Para remover vello de las piernas o axilas de extremidades afectadas (o en riesgo) use una navaja eléctrica debidamente mantenida (cambiar la cabeza cuantas veces sea necesario) para evitar cortes, son mucho más seguras que las navajas descartables dichas “de seguridad” depiladores o guantes abrasivos.
      .
    19. Cambie su prenda de contención de acuerdo a las recomendaciones del fabricante o si la siente suelta (si la siente suelta es que la extremidad se ha reducido, o que la prenda está caduca – en ambos casos ya no está cumpliendo con su función). Las medias no deben dejar la marca de un anillo de compresión en el tobillo, rodilla, ingle o cintura. No deben producir fricción en ninguna parte. si ocurriera pida ayuda a su terapeuta.
      Lave las prendas de contención siguiendo las recomendaciones del fabricante. Si no lo hace no durarán mucho, y son costosas.
      La extremidad afectada debe ser medida por lo menos una vez al mes. Si ocurre algún cambio (aumento o disminución), consulte con su terapeuta. Pueda que necesite ayuda si el tamaño ha aumentado, si ha disminuido necesitará una prenda de contención nueva.
      .
    20. Los pacientes que tienen linfedema primario en una pierna deben recordar que la otra pierna “normal” puede también tener un sistema linfático deficiente. Debe ser protegida como una extremidad en riesgo. No inyecciones etc. Una media de compresión debe ser llevada en vuelos largos, se deben tratar rápidamente las inflamaciones etc. ¡Es muy importante que prendas de contención sean llevadas durante los embarazos!
      .
    21. Es bien sabido que los pacientes que usan sentido común e inteligencia frente a sus problemas pueden llegar a vivir una vida casi normal. En cambio, los que olvidan detalles, recomendaciones y que son “dejados”, promueven problemas que irán en aumento y se intensificarán haciendo que sus actividades diarias sean cada vez más difíciles e incómodas. ¡Pero los pacientes solo pueden poner de su parte si han sido cuidadosamente instruidos!

    Los textos de la LAA son constantemente revisados, esta traducción corresponde a la versión de: Judith R. Casley-Smith (L.A.A., Universidad de Adelaida – Australia). Comentarios adicionales del terapeuta/traductor están debidamente señalados en el texto provienen de la formación abril-2008 en “Terapia Linfática Compleja CSLT” Método Casley-Smith, Instructor DeCourcy Squire, PT, CLT-LANA, CI-CS. Las partes añadidas están en cursivas.

    Toda la información está bajo la protección de derecho de autor © de la Lymphoedema Association of Australia, 1998. Copias sin fines de lucro de la misma están autorizadas pero queda terminantemente prohibida su venta y su edición. De querer repartir copias gratuitamente la fuente debe ser citada mencionando: portal internet, fax, email, y dirección física © 2007 Lymphoedema Association of Australia. Todos derechos reservados.

    Contáctanos vía WhatsApp!
    Enviar Mensaje