portafolio Description

    Cuidados para la Piel en Pacientes con Linfedema

    Los problemas de piel usualmente causan localmente un edema de alta densidad de proteínas lo que se suma a la carga de un sistema linfático de por sí sobrecargado por un edema de alta densidad de proteínas generalizado. por ello, se pone especial énfasis en mantener la piel lo más limpia, sana y flexible que sea posible para evitar problemas, si estos ya están presentes, se deberán tratar para solucionarlos.

    El cuidado de la piel es el primer punto que debe ser evaluado cuando llega un paciente a un centro de tratamiento de linfedemas. Esto toma tiempo así que es mejor que el paciente haya resuelto el problema antes de acudir al centro. Para minimizar el linfedema es mejor resolver estos problemas en cuanto antes o evitarlos.

    Mucho es lo que se puede hacer para evitar problemas de piel en las etapas iniciales del linfedema y para las extremidades que solo están en riesgo. La piel debe ser mantenida flexible e hidratada. Obviamente se debe tratar de evitar cuidadosamente traumas en las extremidades (por ejemplo golpes, abrasiones, quemaduras, quemaduras de sol, picaduras de insectos). De ocurrir, se deberán tratar de inmediato. La extremidad debe ser mantenida perfectamente limpia y ser secada muy cuidadosamente. Una loción de limpieza con base de aceite mineral reseca menos y es mejor para la piel que un jabón cosmético. Para más detalles vea: “informaciones para pacientes“.

    En el centro de tratamiento, se verán probablemente situaciones en las que ya están presentes cambios en la calidad de la piel, otros métodos deberán entonces ser necesitados para lidiar con esto. Es algunas veces esencial el trabajar en conjunto con un dermatólogo ya que algunas de estas condiciones, especialmente cuando hay presencia de hongos, pueden ser muy difíciles de erradicar.

    En casos extremos, hay que descamar la piel como parte del tratamiento diario. esto comprende remover pedazos pequeños de piel muerta -un pedazito a la vez- exponiendo el tejido que está debajo para que las infecciones puedan ser tratadas con mayor facilidad. Las úlceras también presentan su propio dilema particular y requieren apósitos especiales debajo del vendaje.

    Los textos de la LAA son constantemente revisados, esta traducción corresponde a la versión por J.R. Casley-Smith & Judith R. Casley-Smith (L.A.A., Universidad de Adelaida – Australia), con última corrección aportada al documento en fecha del 31 de agosto de 1995. 

    Toda la información está bajo la protección de derecho de autor © de la Lymphoedema Association of Australia, 1998. Copias sin fines de lucro de la misma están autorizadas pero queda terminantemente prohibida su venta y su edición. De querer repartir copias gratuitamente la fuente debe ser citada mencionando: portal internet, fax, email, y dirección física © 2007 Lymphoedema Association of Australia. Todos derechos reservados.

    Contáctanos vía WhatsApp!
    Enviar Mensaje