portafolio Description

    Lipedema

    A veces es confundido con el linfedema. En sus primeras fases no hay hinchazón de los pies, estando ambas piernas siempre implicadas. El tejido superficial del drenaje linfático es gradualmente afectado por los depósitos de grasa, conllevando la formación de un linfedema verdadero (pero secundario). El drenaje linfático profundo, aunque presente, es más lento de lo normal. Se depositan grandes cantidades de grasa en las piernas, muslos y nalgas. El presionar la piel resulta a menudo muy doloroso. Puede tener el aspecto de “piel de maranja – celulitis”.

    Inicialmente la parte inferior de la pierna y el muslo se hinchan y se vuelven sensibles, hay dolor en la rodilla y los tejidos se pliegan como un relleno colocado encina del pie. A medida que progresa cualquier linfedema que se le asocia, el pie se ve involucrado. El lipedema puede aparecer en los brazos, pero esto ocurre en menor grado; al igual que el pie, la mano no es involucrada hasta fases más tardías.

    El tratamiento con Terapia Física Compleja es definitivamente indicado para casos de lipedema, aunque las reducciones no son tan grandes como las que se obtienen en casos de linfedemas ordinarios.

    Los textos de la LAA son constantemente revisados, esta traducción corresponde a la versión por J.R. Casley-Smith & Judith R. Casley-Smith (L.A.A., Universidad de Adelaida – Australia). Con última corrección aportada al documento en fecha del 31 de agosto de 1995.

    Toda la información está bajo la protección de derecho de autor © de la Lymphoedema Association of Australia, 1998. Copias sin fines de lucro de la misma están autorizadas pero queda terminantemente prohibida su venta y su edición. De querer repartir copias gratuitamente la fuente debe ser citada mencionando: portal internet, fax, email, y dirección física © 2007 Lymphoedema Association of Australia. Todos derechos reservados.

    Contáctanos vía WhatsApp!
    Enviar Mensaje