portafolio Description

    Preguntas a su Terapeuta, Respuestas y Acciones Sugeridas

    La lista de preguntas y respuestas que encontrarán a continuación están basadas en la información presentada anteriormente. Asumimos que desea recibir la mejor combinación de terapias para obtener los resultados más rápidos, más importantes, y de mayor duración. Si un tratamiento de menor alcance es todo lo que desea, entonces muchas de las respuestas serán válidas de todos modos.

    En nuestra opinión, algunas de las respuestas son suficientes para comprobar que el paciente no recibirá lo que consideramos ser el mejor tratamiento que existe actualmente, por ello les aconsejamos que “Intente con otro terapeuta”. Otras respuestas -de por si solas- no son inconsistentes con un buen tratamiento, pero le advertimos que “tenga cautela”. Los comentarios y razones de esto están escritos en cursivas (itálicas).

    A.   ¿Ofrece usted la “terapia linfática compleja” completa?
    :   Pase a la pregunta B-1.
    Asegúrese de confirmar los detalles de la totalidad de la terapia linfática compleja: sus cuatro componentes (cuidados de piel, ejercicios descongestionantes, vendajes de baja elasticidad y drenaje linfático manual) y las dos partes que la conforman (un primer curso intensivo que debe repartirse en: tiempo de trabajo en la extremidad y tiempo de enseñanza/explicaciones necesarias para que el paciente pueda manejarse solo en la segunda parte del tratamiento: el mantenimiento en casa. En este tipo de tratamiento se busca la independencia de la persona y no el engancharla obligándola a recibir sesiones onerosas de por vida).
    No:    “tenga cautela”

    B-1.   ¿Me ayudará a determinar cual es la mejor combinación de terapias según las circunstancias geográficas, financieras, sociales etc.?
    :   Pase a la pregunta B-2.
    No:   “Intente con otro terapeuta”

    B-2.   ¿Está el terapeuta en la lista de terapeutas autorizados de la LAA, o ha sido formado en la Escuela Földi o la escuela del Dr. Vodder u otra escuela Internacionalmente reconocida? Las listas de los terapeutas formados por las escuelas aparecen generalmente en sus respectivas páginas web. Si estas listas no están al día también puede pedir por email una confirmación a dichas escuelas. Una vez que ha contactado el terapeuta le puede preguntar si es que asiste regularmente a programas de actualización o si han tenido alguna oportunidad de volver a certificarse.
    :   Pase a la pregunta D-1.
    No:   Pregunta C

    C.   ¿Está usted bajo la supervisión de alguien que corresponde a lo anterior, y como se lleva a cabo esa supervisión?
    :   Si está seguro que la calidad de la supervisión es suficiente, pase a la pregunta D-1
    No:   “Intente con otro terapeuta”

    D-1.   ¿Cuántas veces a la semana piensa que las sesiones deban recibirse?
    4 a 6 veces por semana: Pase a la pregunta D-2
    3 veces a la semana o menos: Note que durante el tratamiento intensivo, menos de 4 sesiones a la semana pueden llevar a resultados menos que óptimos. Si las finanzas son limitadas, es posiblemente mejor ser tratado adecuadamente por dos semanas que inadecuadamente por cuatro. Sin embargo, una cantidad menor de sesiones son mejores que ninguna.

    D-2.   ¿Si no puedo pagar el curso intensivo completo del tratamiento, me puede ofrecer uno más corto? ¿Puede enseñarle a una tercera persona a masajearme?
    :   Pase a la pregunta E-1.
    No:   “Tenga cautela”
    (El recibir un buen tratamiento por dos semanas, aunque usualmente no es tan bueno como uno de 4 semanas, resulta muchas veces de gran ayuda)

    E-1.   ¿Está usted (u otra persona entrenada en vendajes compresivos) disponible durante el fin de semana si mi vendaje se vuelve demasiado apretado?
    :    Pase a la pregunta E-2.
    No:   “Tenga cautela” Es importante que los vendajes compresivos sean colocados adecuadamente, si están muy apretados, deben ser vueltos a colocar.

    E-2.   ¿Si el tratamiento es de 5 días por semana y si no puedo retirar mis vendajes para lavarme, está usted disponible para lavar mi extremidad y volverla a vendar una vez durante el fin de semana?
    :   Pase a la pregunta F.
    No:   “Tenga cautela”

    F.   ¿Me atenderá siempre el mismo terapeuta?
    :   Pase a la pregunta G.
    No:   “Tenga cautela”
    Dos terapeutas pueden trabajar muy bien juntos. Si es el caso esto puede ser una gran cosa. Sin embargo, cambios frecuentes de terapeutas (lo que ocurre en ciertos hospitales públicos) pueden llevar a resultados no óptimos pero ciertamente, mejores que el no recibir tratamiento alguno.

    G.   ¿Trabaja usted con diferentes marcas de prendas de contención que me podrá recomendar?
    :   Pase a la pregunta H.
    No:   Cuando un solo producto es recomendado “Tenga cautela” Algunas marcas le convienen mejor a algunos pacientes mientras que otras son más adecuadas para otros. Es probable que al usar una sola marca no todos los pacientes serán tratados adecuadamente. Las prendas hechas a medida son mejores pero más onerosas, tiene que poder conversar con su terapeuta para determinar cual es la prenda que le convenga más.

    H.   ¿Trabaja con la rutina de ejercicios de la LAA u otro programa de ejercicios especial para linfedema? ¿Tiene a disposición cintas o videos u hojas impresas para ayudar a hacer dichos ejercicios? Existen un número de programas de ejercicios que han sido comprobados clínicamente. Pregunte a su terapeuta si tiene indicaciones de ellos.
    :   Pase a la pregunta I-1.
    No:   Considere qué programas usted puede usar independientemente de los que le presente su terapeuta, pero téngalo(a) al tanto para asegurarse que realmente van a ser de ayuda y/o para adaptarlos a su condición.

    I-1.   ¿Trabaja con bombas neumáticas secuenciales / equipos de presoterapia?
    :   “Tenga cautela”. Por favor vea el capítulo que trata de los peligros de estos equipos “bombas de presoterapia“. Asegúrese que la parte superior de la extremidad y las zonas adyacentes de la extremidad sean vaciadas manualmente antes y después del bombeo. Asegúrese además que se dispone de la suficiente supervisión y que el paciente sepa reconocer los signos que se producen cuando la máquina no está dando los resultados deseados. Signos de alerta incluyen fluido que no está siendo drenado o tejidos que se van endureciendo al paso de las sesiones. Pase a la pregunta I-2
    No:   Pase a la pregunta J
    Otras terapias, por ejemplo con prendas de contención, ejercicios, drenajes, pueden hacer lo mismo si no es más que las bombas de presoterapia. Algunos terapeutas, especialmente los contratados por hospitales, se ven forzados de utilizar estos equipos por falta de fondos y de personal que permitan dedicar el tiempo necesario a los pacientes.

    I-2.   ¿Puedo usar estos equipos en casa?
    :   Asegúrese que el paciente y su cuidador estén muy al tanto de cómo drenar las áreas adyacentes de la extremidad (con drenaje manual) y que sepan rápidamente reconocer los signos de malfuncionamiento del equipo. Tome especial cuidado en el conocimiento adecuado de la presión y programas que debe aplicar para su caso particular. Aumentar la presión puede tener resultados nefastos. Pase a la pregunta I-3.
    No:   Pase a la pregunta I-3.

    I-3.    Ya que tienen equipos de presoterapia, antes de usarlos ¿Drenarán manualmente el tronco y/o me enseñarán a mi (y/o a mi cuidador) como hacerlo?
    :   Pase a la pregunta I-4.
    No:   “Intente con otro terapeuta”. El drenaje del tronco es esencial.

    I-4.   ¿Tienen por costumbre medir la extremidad (encima del ribete superior -donde termina la manga o bota- del equipo de presoterapia) durante el funcionamiento del equipo?
    :   Esto muestra que tienen consciencia de los peligros de las bombas y que son cuidadosos. Pase a la pregunta I-5
    No:   “Intente con otro terapeuta”. Esto demuestra que no toman en consideración los mecanismos básicos del linfedema y que posiblemente no estén actualizados en los avances de este campo ni de los peligros que existen cuando las bombas de presoterapia son usadas inadecuadamente.

    I-5.   ¿Qué presión aplican en sus equipos?
    Presiones superiores a 25 mmHg (miligramos de mercurio) en brazos y de 40 mmHg en piernas pueden causar daños y usted debería oponerse a esto. Pase a la pregunta J

    J.   ¿Controlará mi extremidad y/o me enseñará a controlarla entre tratamientos?
    :    Controles regulares de la extremidad son importantes, ya que dan pautas de si hay respuesta al tratamiento o si se está empeorando. El tratamiento debe ser planeado y ajustado de acuerdo a la reacción de la extremidad.
    No:   “Intente con otro terapeuta”.

    Los textos de la LAA son constantemente revisados, esta traducción corresponde a la sección originalmente escrita por: John R. Casley-Smith & Judith R. Casley-Smith y  corregida por ellos por última vez el 24 de Julio del 2001. Correcciones posteriores fueron aportadas en Febrero del 2007, pero los resultados de investigaciones más actuales todavía no han sido incluidos. Para que puedan acceder a los avances más recientes en este campo se les recomienda consultar la página web del “Journal of Lymphoedema

    Toda la información está bajo la protección de derecho de autor © de la Lymphoedema Association of Australia, 1998. Copias sin fines de lucro de la misma están autorizadas pero queda terminantemente prohibida su venta y su edición. De querer repartir copias gratuitamente la fuente debe ser citada mencionando: portal internet, fax, email, y dirección física © 2007 Lymphoedema Association of Australia. Todos derechos reservados.

    Contáctanos vía WhatsApp!
    Enviar Mensaje